¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

Claves para disfrutar de una jubilación anticipada

La jubilación anticipada supone adelantar el momento en el que se descansará de la actividad laboral, pudiendo empezar a disfrutar de una nueva vida, con más tiempo libre, cobrando la pensión de jubilación y teniendo acceso a los beneficios sociales propios de los pensionistas, como pueden ser viajes o precios especiales en servicios como el transporte urbano.

La jubilación anticipada puede ser voluntaria, es decir, el propio trabajador es quien decide poner fin a su vida laboral antes de la edad legal de jubilación, o puede ser forzosa, si las causas son externas, como por ejemplo, una reestructuración empresarial.

¿Cómo puedo gozar de una jubilación anticipada?

Para gozar de una jubilación anticipada voluntaria es necesario ser mayor de 63 años, es decir, dos años menos de la edad de jubilación legal y haber cotizado un mínimo de 35 años.

Para la jubilación anticipada forzosa se debe ser mayor de 61 años, es decir, tener cuatro años menos de la edad de jubilación legal, haber cotizado un mínimo de 33 años y haber estado inscrito en las oficinas de empleo como mínimo los seis meses anteriores.

En ambas situaciones se aplica un recorte de la prestación que correspondería en el caso de jubilarse en edad legal. Para determinar la pensión resultante, se tiene en cuenta los años cotizados y el coeficiente reductor que corresponda.

¿Qué debo hacer para contar con una jubilación anticipada?

Contar con un ahorro privado

Calculo de pension de jubilacion anticipada

En el actual marco de jubilación es necesario contar con un ahorro privado como complemento de la futura pensión pública y garantía de una jubilación holgada. Puede ser útil hacer uso de algún simulador de ahorro que ayude a estimar tu futura pensión de forma orientativa y calcular la cantidad que deberás ahorrar de manera privada para alcanzar tu nivel de vida deseado en la jubilación.

Los ingresos que se empezarán a obtener durante la jubilación anticipada, procedentes de las pensiones públicas, serán menores que los obtenidos en la vida laboral, lo que hace más importante el haber contado con una buena planificación y ahorro privado para complementar esa pensión.

Además, la jubilación anticipada conlleva normalmente un recorte en la pensión respecto a la que correspondería con la jubilación ordinaria. Un recorte que puede ser más o menos significativo en función de los años de carrera laboral.

Por eso, conviene analizar los pros y los contras antes de tomar esta decisión. La jubilación anticipada puede compensar, por ejemplo, si la base de cotización es tan alta que se accede a la pensión máxima aunque se anticipe la jubilación y se apliquen los recortes. También puede compensar si la prioridad es realmente el descanso y se cuente con un ahorro privado u otra fuente de ingresos suficiente como para contrarrestar el recorte en las pensiones públicas. Una buena planificación y los cálculos pertinentes ayudarán a tomar la decisión en cada caso concreto.

¿Cuánto se reduce la pensión por prejubilarse?

Los coeficientes reductores sobre la pensión son efectivos desde la primera prestación y se aplican en función de los años de cotización y de si la jubilación anticipada es forzosa o voluntaria .

Para aquellos que se jubilen antes de manera voluntaria, el recorte será del 8% por año adelantado, con hasta 38 años y medio cotizados; del 7,5% para quienes hayan cotizado entre 38 años y medio y menos de 41 años y medio; del 6,8% para los que estén entre 41 años y medio cotizados y menos de 44 años y medio, y del 6,5% para quienes hayan cotizado igual o más de 44 años y medio. Con algunas excepciones y otros coeficientes reductores para mutualistas.

Para los que se jubilen de forma forzosa, los coeficientes reductores que se aplicarán sobre la pensión serán, por cada año de adelanto respecto a la edad legal, del 6% para los que hayan cotizado más de 44 años y medio; del 6,5% para los que tengan entre 41 años y medio y 44 años y medio cotizados; del 7% para los que cuenten con entre 38 años y medio y 41 años y medio cotizados, y del 7,5% para aquellos que tengan 38 años y medio cotizados o menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *