¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

Claves para incrementar el patrimonio

Cuando se piensa en patrimonio, lo primero que viene a la cabeza son propiedades. Pero, en realidad, detrás de la palabra patrimonio se esconde mucho más que eso. Empecemos entonces, antes de dar unas claves para incrementarlo, en saber qué es y en qué consiste el patrimonio.

Se define como el conjunto de bienes o activos y derechos o pasivos pertenecientes a una persona física o jurídica. Para que nos entendamos, el patrimonio consiste en restar los activos menos los pasivos.

Si hablamos de activos, estamos hablando de cualquier bien que puede ser intercambiable por dinero (propiedades, joyas, coches e incluso el propio dinero) y que a su vez podemos subdividir en tangibles ( una casa) o intangibles (acciones, planes de pensiones o una cuenta de ahorro). Al hablar de pasivos, estamos mencionando la parte que compone nuestra deuda, tales como hipotecas, tarjetas de crédito o el pago a plazos de un coche.

Después de esta pequeña aclaración, pasamos a enumerar las claves para aumentar el patrimonio:

Incremento de patrimonio

El primer paso es hacer una lista con todos los pasivos y activos que tenemos para saber enfocar cómo aumentar nuestro patrimonio. Después de tener todo analizado, de los totales de cada una de las partidas tendremos un resultado positivo o negativo. En función de esto, comenzaremos a organizar la forma de aumentar el patrimonio.

Para comenzar, debemos reducir los gastos. Aunque parece obvio, muchas veces no nos paramos a pensar en que si reducimos el gasto estamos incrementando el patrimonio, lo que suele llamarse “bajar el tren de vida”. Esto nos ayudará a reducir las deudas o pasivo, puesto que, al reducir el gasto podemos dedicar esa cantidad a pagar.

Una vez terminado este proceso, que es largoplacista, podremos empezar a incrementar los activos basándonos en ahorro e inversión.

Si se quiere ahorrar, se puede pensar en destinar dicho ahorro a algún producto de inversión, ya sea un plan de pensiones o un fondo de inversión. Como mínimo, deberemos destinar un 1 % de todos los ingresos.

Si lo que se desea es invertir porque se considera que lo mejor es tener algún bien, se puede destinar el dinero a la compra de una segunda vivienda o a invertir capital a un proyecto de inversión que interese.

En resumen, se trata de hacer balance de nuestros bienes, gastos e inversiones y pensar en dónde queremos dejar nuestro dinero para disfrutarlo en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *