¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

Cómo ahorrar dinero de forma ecológica

cómo ahorrar de forma ecológica

En el mundo en el que vivimos hoy en día, no nos paramos a pensar en lo que estamos consumiendo y en cómo nos puede repercutir a nosotros mismos y a los que nos rodean. ¡E incluso a nuestras futuras generaciones!

Consumir por encima de tus posibilidades puede hacer que tu economía se complique y sea más difícil cumplir con las necesidades básicas. Si estás en esa situación o simplemente quieres empezar a ahorrar para cumplir algún objetivo, a continuación te damos algunos trucos para saber cómo ahorrar.

Estos consejos de ahorro no solo sirven para que puedas darte algún capricho de vez en cuando. Poniéndolos en práctica, estarás contribuyendo al bienestar común, ayudarás a mantener el planeta y además, te sentirás mejor persona.

 

Consejos para saber cómo ahorrar y ayudar al medio ambiente

Compra cosas de segunda mano

Cuando necesites comprar alguna cosa, un mueble, una bici o ropa, por ejemplo, plantéate mirar en tiendas de segunda mano. De esta forma ahorrarás tú, ya que los precios siempre están por debajo de los productos que adquieres nuevos. A la vez, también estarás ayudando a una persona que quizá necesita ese dinero.

Actualmente, hay muchos espacios en los que puedes encontrar productos de segunda mano: Apps, grupos de Facebook, mercadillos… ¡Todos a tu alcance!

Reduce el uso de coche o moto

Aplicando este consejo no solo mejorarás tu economía, sino también tu salud. Al dejar de utilizar, en gran medida, tu propio coche o moto, te verás en la obligación de usar medios de transporte públicos, coger la bicicleta o caminar más. Este aumento del esfuerzo físico diario será beneficioso para tu circulación y tu salud en general.

Además, ahorrarás casi todo lo que gastabas en gasolina ya que el transporte público suele ser más económico y la bici o caminar ¡es gratis!

Y por último, no hay que olvidar el favor que le estarás haciendo a tu planeta. Reducirás las emisiones de dióxido de carbono que repercuten negativamente en la capa de ozono y a la salud de las personas.

Evita desperdiciar alimentos

Para reducir el precio de tus compras en el supermercado o en las tiendas de barrio, intenta comprar la cantidad de comida que sepas que seguro vas a poder consumir. De esta forma, reducirás el gasto y dejarás de tirar la comida que se pone mala.

Si tienes comida que sabes que no vas a poder consumir antes de que caduque, es mejor que la regales. Pregunta a tu familia o amigos… O prepara algún plato para tus compañeros de trabajo. Te lo agradecerán y no habrás desperdiciado comida.

La regla de las tres erres.

Reciclar, reutilizar, reducir. Estas tres palabras traen beneficios tanto económicos y ecológicos como para las personas que te rodean.

Recicla. Haz un uso responsable de tus desechos. Infórmate bien y tira cada uno de ellos al contenedor del color que toque.

Reutiliza. Seguro que en tu casa tienes ropa, electrodomésticos, decoración o cosas que no utilizas y que otra persona podría sacarle provecho. Nuestro consejo es que la vendas en alguna web, App o mercado de segunda mano. Ganarás algunos ahorros y estarás dándole una vida más larga a esos objetos que tienes cogiendo polvo.

Reduce. Intenta cambiar los desechables por elementos que tengan una vida útil larga. Por ejemplo, utiliza bolsas de tela para hacer la compra en lugar de las de plástico, cambia las botellas de plástico por las de cristal. Además de ahorrar estarás ayudando generar menos basura.

 

Esperamos haberte ayudado a saber cómo ahorrar y, al mismo tiempo, cuidar tu salud y la del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *