¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

Consejos para conseguir trabajo

En ¡quéBueno! no solo te ofrecemos microcréditos instantáneos, sino que también te proponemos consejos para facilitarte el proceso de la búsqueda de trabajo en esta época tan complicada. Los 4 consejos que hemos decidido compartir contigo son los siguientes:

 

  1. Márcate un objetivo 
  2. Prepara un buen CV
  3. Cómo buscar trabajo
  4. Prepara bien la entrevista 

 

  1. MÁRCATE UN OBJETIVO

Antes de nada, debes identificar qué tipo de carrera deseas. Piensa qué tipo de empleo te hace ilusión, que encaje con tu perfil académico o profesional y que requiere de capacidades y habilidades para las cuáles tú eres apto. Una vez encontrado el tipo de trabajo que encaje con tu perfil, debes marcarte unos objetivos reales enfocando tus esfuerzos únicamente en el sector o sectores que hayas decidido que encajan contigo, ya que postularte para aquellas ofertas de trabajo que correspondan con tu perfil te hará mucho más fácil la búsqueda. Además de los objetivos, deberás determinar cómo piensas alcanzar esos objetivos y planificar un camino para poderlo lograr. Estos consejos pueden ayudarte a reducir tu búsqueda de empleo a puestos que te gusten o encajen, y te ayudarán a avanzar en el proceso de búsqueda.

Asimismo, llevar una planificación es un punto positivo a mencionar en las entrevistas de trabajo ya que hace que las empresas te perciban como una persona responsable.

La mejor manera para planificarse y poder avanzar con el objetivo marcado es, hacerse una lista de tareas diarias y anotarse todas las acciones tomadas y los progresos conseguidos ya que así­, es más fácil mantener la calma ante la situación estresante de encontrarse desempleado o insatisfecho con tu trabajo actual. No olvides nunca que mantenerte motivado durante el transcurso del proceso de búsqueda de trabajo será un pilar fundamental para alcanzar los objetivos marcados.

Aconsejamos incluir en la lista de tareas diarias las siguientes acciones: revisar las nuevas ofertas de trabajo publicadas en los distintos medios a diario, informarse de los próximos eventos relacionados con el sector de trabajo que hayas escogido o marcarse un número “X” de nuevos contactos profesionales que quieres conseguir a diario.

 

  1. PREPARA UN BUEN CV

 

Una vez hayas marcado tus objetivos, es el momento de centrarte en tu currículo o CV. Es indispensable que inviertas gran parte de tu tiempo a redactar tu CV, ya que será tu primer punto de contacto con los reclutadores y con el departamento de recursos humanos de la empresa aplicada. El currículo, por ello, es el pilar fundamental en nuestro proceso de búsqueda de trabajo y debes prepararlo con cautela, cuidando con detalle su elaboración.

Un reclutador recibe, de media, decenas de currículos al día y por ello, trata de leerlos en el menor tiempo posible. Aproximadamente los reclutadores dedican 6 segundos por CV, por lo que pueden percibir negativamente los currículos muy extensos ya que cuantas más páginas tengan menos ven. Tu currículo no deberá ocupar más de 2 páginas, considerando que el formato ideal es de 1 página para que así­, el reclutador pueda abarcar rápidamente todos los aspectos que hayas decidido destacar.

La manera más utilizada por los reclutadores para leer un CV es leerlo en forma de “Z”, empezando por la franja superior, siguiendo por una lectura en diagonal y finalmente abarcando la parte inferior. Aunque la mayor parte de las plantillas destinan la zona superior del CV a  la información personal y a la foto, nosotros te aconsejamos no desaprovechar un espacio tan importante del currículo. Una buena alternativa es poner tu información personal y tu foto más pequeñas en otro espacio dentro de la página y utilizar esa parte superior para hablar de ti como candidato, incluyendo tus últimas experiencias y añadiendo también algunas palabras clave que definan tus cualidades y aptitudes para el puesto de trabajo aplicado.

Aunque todo lo mencionado anteriormente es de suma importancia, hemos querido dejar el consejo más importante para preparar un buen currículo para el final. Mandar el mismo currículo a distintas ofertas de trabajo es uno de los errores más grandes que puedes cometer en el proceso de la búsqueda de trabajo. El consejo más importante es adaptar tu CV a las distintas vacantes que quieras aplicar, adaptándolo en aquello que más puede interesar a la empresa, destacando aquellos conocimientos, habilidades y aptitudes que mejor puedan encajar con la vacante aplicada. Nosotros te aconsejamos que redactes tu currículo con la Job Description del puesto que quieras aplicar delante tuyo, así­ podrás potenciar en tu CV esos atributos y cualidades que la empresa aplicada está buscando para aumentar las posibilidades de que el reclutador piense: “esta es la persona adecuada para el puesto de trabajo”.

 

  1. CÓMO BUSCAR TRABAJO

 

Gran parte de las vacantes están ocultas, es decir, no están publicadas en los principales canales de reclutamiento. Por esta razón, es necesario utilizar el Networking, ya que cuanta más gente sepa que estás buscando trabajo, más fácil será conseguir lo que deseas. Para aquellos que no están familiarizados con el término Networking, significa hacer nuevos contactos y cuidar las relaciones ya existentes.

Para que el Networking de resultados, debes crear y desarrollar una red de contactos y cultivarla. Nos referimos a todas aquellas personas que forman parte de tu vida: la familia, los amigos, vecinos, antiguos profesores o compañeros de trabajo, conocidos y, por supuesto, a todas aquellas personas que vayamos conociendo en foros, ferias, conferencias, cursos, etc.

Te recomendamos apuntar todas aquellas personas de tu red personal que pueden ser de utilidad a la hora de encontrar trabajo y que no desestimes a ninguna persona, ya que aunque no pueda ofrecerte de forma directa un trabajo, sí­ puede ser un intermediario importante para conseguir tu objetivo.

Comunícales que estás buscando empleo o que quieres trabajar en una industria determinada. Pueden tener conexiones útiles, consejos que te pueden ayudar en tu búsqueda de trabajo o incluso, con suerte, puede que des en el clavo y que conozcas a la persona idónea para encontrar empleo.

 

Pero, evidentemente, no podemos depender únicamente de los demás, y por ello, es recomendable hacer paralelamente al networking una búsqueda multicanal. Utilizar distintos canales y medios para poder ser más eficiente en el proceso de encontrar trabajo. Aquí­ te dejamos los canales que consideramos más importantes para cumplir con tu objetivo:

 

Internet: Se considera el canal estrella, siendo así­, el que más tráfico recibe. En internet encontrarás todos los motores de búsqueda de trabajo existentes cómo portales de empleo y páginas webs especializadas. Las más conocidas son Infojobs, Infoempleo y Job & Talent.

 

Redes sociales: Facebook, Twitter y LinkedIn son las redes sociales por excelencia. Facebook y Twitter tienen la utilidad de mantenerte al día con noticias y novedades sobre tu sector, mientras que LinkedIn te ayudará a ampliar tu red de contactos y contactar o ser contactado por profesionales de tu sector.

 

Autocandidatura: Una vez identificadas las empresas en las que te gustaría trabajar, acude a ella de forma voluntaria y directa, entregando tu CV presencialmente o a través de su web, en la sección de Trabaja con Nosotros. Tanto si lo haces online cómo de manera presencial debes asegurarte de entregar el currículo a la persona adecuada. La clave está en buscar al responsable del área donde te gustaría trabajar, ya sea preguntando en la misma oficina, a través de tus contactos o a través de las redes.

 

Organismos oficiales: Cada comunidad autónoma cuenta con un organismo oficial con la función de facilitar la inserción laboral. Recomendamos acudir a estos organismos e inscribirse. Además también organizan ferias de empleo y otros eventos donde podrás conocer varios empleadores, conocer ofertas y tendrás la oportunidad, si eres avispado, de venderte bien ante las empresas de interés.

 

  1. PREPARA BIEN LA ENTREVISTA

 

Preparar bien la entrevista y llegar a ella con los deberes hechos es de vital importancia, ya que será el momento determinante para marcar la diferencia y hacerte con la vacante disponible. La entrevista es el paso más difícil en la búsqueda de empleo. Por ese motivo es de vital importancia que, antes de acudir a ella, te informes bien sobre la empresa y el puesto a cubrir.

Documentarse sobre la empresa en la que te gustaría trabajar es un aspecto clave que no debes olvidar al preparar tu entrevista de trabajo, ya que te ayudará a dejar claro al entrevistador que tienes gran interés por el puesto y que realmente quieres trabajar allí­.

Ten en consideración que en todas las entrevistas hay preguntas típicas, las cuales no tienen una respuesta tan simple cómo parece. Ser obvio y previsible no te ayudará, por eso, te recomendamos tener respuestas preparadas a las siguientes preguntas: “¿por qué quieres trabajar aquí­?”, “¿qué aportarás a la empresa?”, “¿por qué deberíamos elegirte?”. Es muy recomendable que practiques ante algún amigo o familiar y que repases bien tu currículo para poder contestar rápido y con seguridad si nos piden alguna aclaración sobre nuestra trayectoria laboral.

Una vez tienes listos todos los preparatorios previos, solo queda centrarse en el gran día. Te recomendamos llegar a la entrevista con cierta antelación y una copia impresa de tu CV en mano. E igual que debes moldear tu currículo a la oferta, debes hacer lo mismo con tu aspecto y vestimenta: intenta adaptarte al sector, al tipo de empresa que estás aplicando y al puesto de trabajo.

Durante la entrevista, debes recordar que tu lenguaje no verbal y tus gestos son los que dirán más de vosotros mismos, así­ que debes aprender a controlar aquellos gestos y hábitos que son inadecuados y enfatizar los más apropiados. Expertos en  este ámbito sugieren mirar siempre a los ojos, dar la mano con firmeza aunque sin pasarse y evitar cerrar los puños durante la entrevista ya que es señal de nerviosismo. No deberás gesticular en exceso, aunque tampoco es aconsejable estar totalmente estático.

 

Recuerda que si puntualmente necesitas dinero rápido, siempre puedes acudir a los minicréditos de ¡quéBueno! Es un servicio que funciona muy bien en caso de urgencia por su rapidez y facilidad. En ¡quéBueno! te ofrece préstamos rápidos, 100% online, sin papeleo y en solo 10 minutos. Rellena tu solicitud y consigue hasta 200€, y si ya eres cliente, hasta 900€. ¡Haz tu solicitud ahora! #SiempreEfectivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *