¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

Créditos sin aval: todo lo que debes saber sobre estos préstamos

Los créditos sin aval son una opción para aquellas personas que no pueden aportar estos documentos. Aquí sabrás cómo funcionan, sus condiciones o cómo conseguirlos.

Qué son los créditos sin aval: principales características

El crédito sin aval parte siempre de una premisa, y es que el solicitante va a poder pagar su deuda. Esta máxima, que se aplica en todas las solicitudes de dinero, es más importante, si cabe, aquí. Piensa que, en estos casos, el prestamista va a asumir unos riesgos mayores.

Lo que sucede, en ocasiones, es que los trámites dificultan este tipo de operaciones. La solicitud de un aval, ya sea en propiedades o bancario, puede inviabilizar operaciones que sí son factibles. Afortunadamente, la aparición de las fintech ha permitido dos cosas, reducir los tiempos de concesión y hacer posibles operaciones que antes no lo parecían. Ahora bien, sí es importante que tengas en cuenta una serie de cuestiones asociadas a esta circunstancia.

Como regla general, los créditos sin aval tienen intereses más elevados. No en vano, el riesgo de morosidad también tiende a ser mayor. Ahora bien, si cumples una serie de condiciones, puedes acceder a esta financiación sin excesivas complicaciones.

Cuáles son las cantidades ofertadas y cuál es el plazo de devolución

Las cantidades ofertadas suelen ser más reducidas y se enmarcan en lo que conocemos como un mini crédito. Por regla general, no suelen ofertarse más de 900 euros, y eso las empresas que dan mayor cantidad. La idea es simple, poder minimizar el riesgo de impago.

Hay que tener en cuenta, además, que este tipo de préstamos son rápidos. Es decir, se simplifica al máximo la documentación y el papeleo. Esto significa que, en principio, se dispondrá del dinero en menos de un día.

El plazo de devolución está, también, sujeto a un periodo más corto. Los préstamos de QuéBueno.es se devuelven en un máximo de 30 días desde la recepción del dinero.

Qué condiciones hay que cumplir

Las condiciones que hay que cumplir para que puedas acceder a esta financiación son diversas. Ahora bien, se da especial importancia al arraigo en el país y a la capacidad efectiva de pago:

  1. Mayoría de edad y nacionalidad o residencia legal en España. La documentación es imprescindible, ya sea el DNI o la TIE, y tiene que estar actualizada. Como principio general, no te van a conceder un crédito si aportas documentación caducada.
  2. No tener un historial crediticio negativo y no figurar en los ficheros ASNEF o RAI. Esta es una condición ineludible para acceder a este tipo de financiación. En caso contrario, la solicitud será automáticamente rechazada por cualquier entidad.
  3. Tener una fuente de ingresos recurrentes y demostrable, puede ser una nómina, pensión o una liquidación de pago de impuestos si eres autónomo. Este es, sin duda alguna, el condicionante más importante que se tiene que cumplir. Los ingresos son la garantía de que se puede afrontar el pago.
  4. Disponer de medios de contacto, usualmente una cuenta de correo electrónico y un teléfono móvil. Este requisito es fácil de cumplir, pero no por ello deja de ser imprescindible.

La condicionalidad, sin ser excesiva, sí es más estricta. Por ejemplo, estar en RAI o ASNEF invalida automáticamente la posibilidad de acceder al dinero. Lo mismo sucederá si no tienes una fuente de ingresos, puesto que no hay aval en este caso.

Cuándo te compensará un crédito sin aval

La principal condición de un crédito sin aval es que lo puedas pagar. Eso sí, hay casos en los que te interesará y otros en los que, tal vez, deberías plantearte su conveniencia.

Los créditos sin aval interesan cuando tienes una pequeña necesidad coyuntural de liquidez y, por lo que sea, no dispones de un aval. Esta es una situación más común de lo que parece, de ahí que no tenga que extrañar que en ocasiones se soliciten. Por lo tanto, este es un buen motivo para solicitar una cantidad.

Eso sí, no es una financiación conveniente en dos supuestos. En primer lugar, si necesitas una cantidad de dinero apreciable porque, simplemente, no te lo concederán. Por otra parte, cuando tengas una urgencia que hay que solventar.

Conclusión

La realidad es que hoy no es imprescindible disponer de un aval para conseguir una pequeña financiación. Los créditos online están concebidos, en gran medida, para proporcionar pequeñas cantidades. Por lo tanto, y si cumples la condicionalidad que se ha indicado, es fácil que consigas el dinero. Lo único que te falta es encontrar un portal que te lo pueda proporcionar.

Los créditos sin aval son una opción interesante que puedes plantearte si puedes pagarlos. ¿Buscas un portal que te proporcione esta posibilidad en pocos minutos? En QuéBueno.es lo vas a tener más fácil. Consulta nuestro simulador para comprobar qué ofertas se adaptan a lo que necesitas. Notarás la diferencia y lo agradecerás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *