¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

El descalcificador de agua | ¿Inversión o gasto?

En ¡Qué bueno! queremos ofrecerte siempre las mejores ideas para ahorrar en todo lo que tenga que ver con tu economía doméstica y/o la de tu negocio. En este caso queremos hablarte del descalcificador de agua, y analizar si supone una buena inversión.

¿En qué casos merece la pena un descalcificador de agua?

Un descalcificador de agua es un aparato pensado para hacer que el agua con el que contamos en nuestra instalación tenga mayor calidad. Esto no solo aporta beneficios a la hora de consumirla nosotros mismos tanto directa como indirectamente. Supone también un beneficio en relación con la propia instalación de fontanería, así como en lo que se refiere a los propios electrodomésticos de la misma que funcionan con agua.

En efecto, tal y como sabrás, los efectos que tiene a existencia de cal sobre los mismos pueden resultar catastróficos. Igualmente, en zonas donde la presencia de cal en el agua es excesiva, también repercute negativamente en el gusto. A largo plazo, supone también un perjuicio para nuestra salud, y más concretamente para nuestros riñones y aparato urinario.

Por todas estas razones, un descalcificador de agua puede ser una buena opción. Lo cierto es que, independientemente de si se trata de una buena inversión o no, los beneficios de un descalcificador de agua se notan prácticamente desde el primer momento.

Estos beneficios pueden comprobarse fácilmente simplemente abriendo el grifo y comprobando el incremento de la calidad del agua que nos llega. Un descalcificador de agua se encarga de convertir agua dura en agua blanda. Con ello, no solo mejora el color a simple vista: también mejora su sabor y, sobre todo, sus propiedades.

Por todo ello, un descalcificador de agua es un instrumento muy interesante para personas que residan en zonas con aguas muy duras.

Sin embargo, ¿merece la pena comprar un descalcificador de agua?

Si estás consultando este artículo porque te encuentras en una de esas zonas con agua dura de la que hemos hablado, debemos adelantarte desde este momento que un descalcificado de agua es una muy buena opción y una excelente inversión. La razón está fundamentalmente en las ventajas que aportará no solo al consumo que hagas de agua, sino también a tu instalación de fontanería en sí, y a los electrodomésticos acoplados a ella.

Enumeraremos a continuación algunas de las ventajas que tienen los descalcificadores de agua para una vivienda.

1.- Alarga la vida de la instalación y los electrodomésticos

Tal y como hemos mencionado, un descalcificador de agua ayuda a aumentar notablemente la vida útil de toda la instalación de fontanería, así como la de todos los electrodomésticos de la misma. Además, podemos ahorrar mucha energía: la razón está en que ayuda a mejorar el rendimiento de nuestros electrodomésticos. Entre ellos, podemos incluir el de los calentadores o calderas. También el de lavadoras o el de las propias tuberías, que aumentarán notablemente su tiempo de vida.

2.- Mejora del sabor, color y propiedades del agua

Otro de los aspectos esenciales en los que puede ayudar un descalcificador de agua tiene que ver con su consumo. El agua que sale contiene cal y otras sustancias que pueden resultar malas para nuestro organismo. Así, esta carga puede notarse durante la propia ingesta, o simplemente cuando nos duchamos en nuestro cabello, o en la piel.

3.- Mejora la limpieza

Un aspecto que a menudo pasa desapercibido entre los beneficios de un descalcificador de agua es el de la limpieza. A la hora de emplear agua con exceso de cal, los resultados serán peores en nuestra limpieza del hogar y de cualquier superficie. Es por lo mismo que también nos ayudará a tener un agua de mayor calidad; esto ayudará a conseguir mejores resultados, también en cuanto a la limpieza de nuestro hogar.

4.- Calidad en la limpieza de la ropa

Hemos mencionado en el anterior punto que un agua con menos cal ofrece mejores resultados en cuanto a limpieza. Dichos resultados también se extienden a la limpieza de nuestra ropa. Es por ello que con un descalcificador de agua podremos obtener mejores resultados sobre nuestra ropa. La razón es que el agua estará más depurada y podrá circular con mayor facilidad.

Con ello, conseguimos mejores resultados en las prendas, así como una mayor eficiencia energética. Esto puede verse posteriormente de forma muy clara en la textura que tiene nuestra ropa una vez seca. De paso, hay que decir que también conseguiremos que nuestro vestuario aguante en mejores condiciones por más tiempo.

Por todas las razones que hemos dicho, y sin pasar por alto nuestra salud a largo plazo, es recomendable invertir en un descalcificador de agua. En ¡Qué bueno! podemos ayudarte a escoger siempre las mejores alternativas en cuanto a consumo para tu hogar. Con ello, podrás ahorrar mucho dinero en su gestión. Recuerda que en el caso de que necesites un microcrédito personal por Internet también podemos ayudarte con las mejores condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *