¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

¿Cuánto me tienen que pagar si renuncio a mis días de vacaciones?

La compensación en metálico de los días de vacaciones no disfrutados es un supuesto excepcional que se da cuando estas no pueden disfrutarse. Este artículo te explica cómo hacerlo si se da el caso, sobre todo para evitarse problemas a medio plazo.

Los días de vacaciones, cuál es la compensación económica

Lo primero que has de recordar es que la compensación en metálico de las vacaciones es un supuesto excepcional. Es decir, no se puede utilizar por regla general. La Constitución Española y el Estatuto de los Trabajadores constatan este derecho al descanso y el cálculo de los días de vacaciones.

Hay que señalar, sin embargo, que este tipo de cláusulas se tienen en cuenta para los trabajadores por cuenta ajena. El caso de los autónomos merece un apartado distinto y, en la mayoría de los casos, no se pueden aplicar estos derechos.

Eso sí, hay algunos casos en los que no es posible disfrutar de las vacaciones y el trabajador debe recibir algún tipo de compensación. Son los siguientes:

  1. Acuerdo previo entre trabajador y empresario, pero para acumular las vacaciones el año posterior. Esto es habitual cuando ha habido algún problema sobrevenido y no se han podido disfrutar. La retribución económica está, por regla general, prohibida, y habría que retrasarlas y acumularlas.
  2. Es posible compensar las vacaciones cuando finaliza el contrato de trabajo. Este es un lugar común en el caso de los despidos. Cuando esto sucede, en el finiquito se tiene que pagar la parte proporcional de las vacaciones no disfrutadas.

Ahora bien, es muy importante que recuerdes que el derecho a reclamar compensación por tus vacaciones prescribe. Si no reclamas el disfrute o el pago de tus vacaciones durante un año natural, se entenderá que has desistido.

¿Cuándo se cobran las vacaciones no disfrutadas?

El pago de las vacaciones no disfrutadas tiene que realizarse en el momento de la extinción de la relación laboral. Esto significa, por ejemplo, que en el finiquito tiene que disponibilizarse este dinero, ya sea en metálico o mediante un talón. En caso contrario, el finiquito no tendría por qué aceptarse ni firmarse, aunque sea para dar el “no conforme”.

Es posible que haya una discrepancia porque la cantidad sea incorrecta. En este caso, puedes y debes dirigirte al servicio de mediación de tu Comunidad Autónoma para reclamar. Recuerda que si dejas pasar el plazo de un año no podrás reclamar el dinero.

¿Cuál es la cantidad de días a compensar?

Hay que tener en cuenta que, al año, un trabajador tiene derecho a 30 días de vacaciones en días naturales. Esto significa, por ejemplo, que en caso de un contrato de 4 meses el trabajador ha de disfrutar de 10 días como cantidad equivalente. Es muy fácil hacer el cálculo y los problemas suelen estar, más bien, en determinar qué pertenece al salario.

Aunque esta es una situación excepcional, si se da hay que calcularla de alguna manera. Por lo tanto, esta es la pauta que hay que seguir. Lo mejor es que hagas el cálculo previamente, porque así te ahorrarás disgustos y diferencias interpretativas.

¿Cómo hago el cálculo de los días no disfrutados?

Para el cálculo del monto total a pagar se tendrá en cuenta siempre el último salario devengado. Esto significa que, a la hora de calcular la cantidad total, se tendrá que dividir el último mes en 30 días y multiplicarlo por los días que hay que pagar. El resultado será la cantidad que hay que abonar.

Cuando hay que realizar un cálculo en relación a la jornada completa o parcial, hay que aplicar el sentido común. Si trabajas a media jornada, lo que tienes que hacer es calcular medio día y multiplicar la proporción. Esto te permitirá saber cuánto tienes derecho a cobrar. El principio de proporcionalidad se tiene que aplicar, también, en estos casos.

En caso de que tengas cualquier caso, es bueno que consultes a un abogado laboralista. Hay que comprobar si hay algún complemento o emolumento que no pertenezca a tu salario.

Conclusión

La parte proporcional de las vacaciones es uno de los puntos más importantes a reclamar en los finiquitos. Lo que sucede es que, en muchos casos, los trabajadores desconocen cuál es el procedimiento a seguir. Además, y pasado un tiempo, el silencio empresarial se entiende como aceptación.

La situación derivada del Covid-19 va a multiplicar la extinción de contratos, ya sea por despido o no renovación. En estos casos, es muy probable que aumenten también los periodos de vacaciones no disfrutados. En este contexto, disponer de una información útil se convierte en una cuestión fundamental para evitar problemas. No en vano, es importante poder hacer comprobaciones para cobrar lo que te corresponda.

El cálculo de los días de vacaciones que has de cobrar es necesario para no hacer dejación de derechos. Si visitas el portal QuéBueno encontrarás consejos prácticos para administrar mejor tu dinero y solicitar financiación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *