¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

El agua, uno de nuestros cómplices para ahorrar gastos

Ahorrar agua tiene mucho que ver con el sentido común. Lo primero para saber cómo consumir menos agua en casa es calcular su gasto. Basta con recoger los datos de un año de facturas, sumar los metros cúbicos reales (un metro cúbico son 1.000 litros) y dividir por el número de personas que viven en casa. Si el resultado es menos de 50 litros diarios por persona, está dentro de un rango óptimo. Si está por encima de la media, atiende a estos consejos que señalamos a continuación para reducir el consumo de agua

Algunas cifras representativas para haceros una idea del consumo del agua:

  • El tanque de un inodoro contiene unos 10 litros de agua, por lo tanto, cada vez que se tira de la cisterna se pierde entre 8 y 10 litros.
  • Un grifo abierto al máximo puede consumir hasta 12 litros por minuto, cantidad aproximada de agua que consumiremos si nos lavamos los dientes si mantenemos el grifo abierto. En un afeitado de cinco minutos, podría llegarse a consumir unos 60 litros de agua.
  • Una lavadora puede gastar 90 litros por lavado, y un lavavajillas, hasta 30 litros por uso.
  • El goteo de un grifo mal cerrado puede gastar hasta 150 litros de agua por semana.

Con estos datos, podremos tomar algunas medidas de ahorro en los hábitos diarios, empezando por cambios muy pequeños:

Maneras de ahorrar agua

El primero, revisar el buen estado de los grifos para asegurarse de que no goteen e ir a la ferretería más cercana a comprar nuevos filtros para colocarlos en ellos. Estos atomizadores mezclan el agua con el aire y dan la sensación de tener la misma presión que antes a pesar de que este corriendo bastante menos. Para la ducha, el truco es poner un mango ahorrativo que funcione con el mismo principio.

Otro cambio, aún más pequeño, es cerrar un poquito la llave del agua. Apenas se notará la bajada de presión pero este mínimo cambio significará un menor gasto de agua.

Ahorrar agua en el baño

Un primer paso para ahorrar en la ducha puede ser colocar en los cabezales un reductor de caudal que permite reducir el consumo inicial de 20 litros por minutos a 10 litros.

Por otro lado, a la hora de esperar que el agua se caliente antes de la ducha, puedes recoger el agua que cae con un cubo y reciclarla, por ejemplo, para descargar el inodoro, regar las plantas o lavar alguna prenda delicada a mano.

En cuanto a la manera de ducharse, para que sea efectiva, no tiene por qué ser necesariamente larga. En teoría, no haría falta más de tres minutos con el grifo abierto para una ducha completa. Corta el agua para enjabonarte, tanto en la ducha como al lavarte las manos.

Durante el afeitado, muchos hombres tienen la costumbre de dejar el grifo abierto, y con bastante presión para quitar los pelos de la maquinilla. Afeitarse bien puede durar muchos minutos, por lo que el gasto en agua puede ser muy significativo. La solución: llenar el lavamanos o un balde y usarlo para limpiar la maquinilla.

En cuanto al inodoro, no lo uses como papelera, significa desperdiciar innecesariamente diez litros de agua. Por otro lado, para consumir menos en cada descarga, coloca una botella de plástico llena de agua en cada uno de los tanques.

Ahorrar agua con los electrodomésticos

La colada representa el 20 % del consumo de agua dentro de casa, y cada lavadora puede gastar hasta 90 litros de agua, por lo que es recomendable ponerla en marcha solo cuando esté llena y evitar el prelavado siempre que sea posible. En caso de necesitar usarla a medio llenar, programa la lavadora para cargas incompletas.

El lavavajillas, por su parte, consume menos agua que fregar a mano. Llénalo antes de ponerlo en marcha y emplea la tecla media carga solamente cuando tengas mucha prisa. Pero si no tienes este electrodoméstico y vas a lavar a mano, no dejes el grifo abierto todo el rato. Utiliza una pila para enjabonar y otra para aclarar, y,  si no tienes dos pilas, utiliza algún barreño.

Otro truco, que no tiene que ver con los electrodomésticos pero sí con los hábitos en la cocina, es usar la nevera para descongelar los alimentos, sacándolos la noche anterior, en vez de hacerlo bajo el chorro de agua.

Ahorrar agua en el jardín

Se recomienda regar en horas de menor temperatura para evitar la evaporación e instalar un sistema de riego automático y de goteo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *