¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

¿Qué motor para coche sale más económico a corto y a largo plazo?

En Qué Bueno siempre buscamos hacerte ahorrar todo lo posible. Por ejemplo, con nuestros consejos puedes ahorrar en la electricidad de casa. Te ayudamos, además, ofreciéndote microcréditos y préstamos personales. Siempre en las mejores condiciones y con gran flexibilidad. Lo hacemos, además, independientemente de tus circunstancias y siempre pensando en la opción que más te beneficie según ellas. Es por ello que a continuación queremos hablarte del motor para coche más económico a corto y largo plazo. Con ello, te ayudaremos a escoger la opción más recomendable para ti según tus propias preferencias.

 

Factores a tener en cuenta para escoger motor

En primer lugar, debemos comenzar diciendo que en el momento actual resulta complejo escoger motor de coche en general. La razón está en que el sector automovilístico está sufriendo grandes cambios. La primera de ellas es que se está tendiendo a la electrificación. En este sentido, la batalla contra el diésel es obvia y cada vez más acusada. Esta es la razón por la que son cada vez más los compradores que optan por un motor para coche de gasolina.

En efecto, son muchos consumidores los que no pueden permitirse de momento un coche eléctrico. Sin embargo, lo cierto es que ni el diésel va a desaparecer a corto plazo ni la gasolina soluciona del todo el problema. Por lo mismo, el factor clave a la hora de escoger un motor para coche es el del uso. Debemos fijarnos en el uso que vayamos a dar a nuestro coche para hacer la mejor elección.

Mejor motor para coche a corto plazo

Como hemos dicho, el factor fundamental que debemos manejar a la hora de elegir un motor para coche es su uso. El diésel es una opción de vehículos con menos averías y mayor resistencia. Sin embargo, aunque este factor tiene un papel importante a largo plazo, también puede ser una buena opción a corto plazo si vamos a usarlo sobre todo por carretera. Por tanto, podríamos establecer el siguiente listado.

Uso por carretera del vehículo

El diésel es la mejor opción a corto plazo si lo que te planteas es hacer bastantes kilómetros al cabo del año. La razón está en que de momento no va a desaparecer. Este tipo de motores ofrecen una gran resistencia. En concreto, hay que decir que existen vehículos con motor diésel que van por el medio millón de kilómetros. Se trata de motores más robustos que, para quienes pretenden hacer muchos kilómetros por carretera son una excelente opción a corto plazo.

Uso urbano o semiurbano

Por el contrario, el mejor motor para coche a corto plazo si no vas a hacer tantos kilómetros es uno de gasolina. Estos vehículos están pensados para un uso sencillo. En él, el propulsor puede aguantar fácilmente las características de la conducción urbana con continuas paradas. Hay que decir que entre los de gasolina e híbridos encontramos vehículos con etiqueta verde que pueden ser conducidos por el centro urbano. Por lo tanto, si el tipo de conducción que vas a hacer es urbana o semiurbana, uno de gasolina es el mejor motor para coche de la actualidad.

Uso exclusivamente urbano

En el caso de que te plantees un uso eminentemente urbano un motor para coche eléctrico es la mejor opción. Es así que podrás acceder al centro de la ciudad sin restricciones. De paso, ahorrarás mucho en combustible y en eficiencia de conducción. De paso, tendrás disponibles puntos de carga para poder garantizar su autonomía: cosa que todavía no es del todo viable para una conducción por carretera.

Mejor motor para coche a largo plazo

Hablaremos ahora del mejor motor para coche a largo plazo en términos económicos. De nuevo, nos basaremos en el criterio del uso. Sin embargo, este no debe ser el único. A largo plazo siempre debemos contar con las nuevas restricciones que no tardarán en aparecer. Unas restricciones que van (por este orden) contra el motor diésel y el de gasolina. Independientemente de que los motores diésel hayan reducido notablemente sus emisiones, lo cierto es que a largo plazo desaparecerán.

De hecho, son varias las compañías que ya han declarado su abandono de la fabricación de motores diésel. En el mercado de segunda mano serán muchos los conductores que optarán por ellos: sin embargo, las restricciones para ellos serán cada vez más severas.Puedes consultar algunos consejos para comprar un coche de segunda mano en nuestro blog.

Para uso por carretera

Si bien a largo plazo el diésel sería la mejor opción para viajes por carretera o para un uso de gran kilometraje, a largo plazo tenderán a desaparecer. Igualmente, irán en incremento las restricciones, por lo que a pesar de que resultara más económico en un principio, habría que contar también con las posibles penalizaciones para ellos. Por lo mismo, en ningún sentido el diésel sería una opción asequible o viable a largo plazo.

Es por ello que debemos decir que el motor de gasolina sería la mejor opción a largo plazo en detrimento del diésel. Sin embargo, a largo plazo también podrían presentarse modelos eléctricos con mayor autonomía. Ahora bien: esto no sería suficiente y deberían implementarse también las facilidades para su carga, tanto en el tiempo que tardan en completar su batería como en los kilómetros de autonomía disponibles. Para dichos casos todavía habrá que esperar: por lo que la gasolina o el motor híbrido serían las mejores opciones para el presente.

Para uso urbano o semiurbano

En el caso del uso urbano o semiurbano, los motores de gasolina y los eléctricos son la mejor opción. Las razones son las mismas que en el caso del uso a corto plazo. Fundamentalmente, tienen que ver con el tipo de conducción de estos entornos. Este punto está relacionado con la eficiencia de este tipo de motores para la misma. De paso, también tiene que ver con las futuras restricciones que se irán imponiendo a los motores.

Uso urbano

Sin lugar a dudas, a largo plazo y para un uso urbano la mejor opción es un eléctrico o un híbrido. En términos generales, podemos decir que para corto plazo y para un uso de carretera la mejor opción es un diésel. Para el largo plazo y para cualquier otro tipo de uso, la mejor opción es un motor híbrido, al menos hasta que los eléctricos experimenten un mayor desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *