¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

Mini créditos personales: para qué usarlos

Los servicios financieros avanzan a pasos agigantados y, entre ellos, las ayudas de financiamiento económico. Probablemente nunca te habrías imaginado que pedir un crédito estaría tan al alcance de todo el mundo, ni que sería tan rápido y sencillo.

Los mini créditos personales se han convertido en una de las estrellas de este mercado, ya que cada vez más personas acceden a estos servicios en momentos de apuros para poder pagar pequeños imprevistos. Cuando pensamos en créditos nos imaginamos algo complejo, sin embargo estas ayudas consisten en sumas de dinero bajas con un plazo corto de devolución.

¿En qué consiste un mini crédito personal?

mini créditos personales

Los mini créditos personales son servicios diseñados para salir de pequeños apuros económicos. La suma máxima de dinero que se puede pedir prestada son 300 euros para el primer crédito y hasta 900€ para el segundo y el plazo máximo para devolverlo son 33 días.

Debido a su carácter de corto plazo, estos créditos son de extrema utilidad para tapar pequeños agujeros o hacer frente a pagos imprevistos de cantidades no muy altas.

¿Para qué me puede servir un mini crédito?

Los mini créditos pueden ayudarte en una gran diversidad de situaciones y además puedes sacarles rentabilidad económica. A continuación te presentamos algunos de los casos en los que te puede salir más rentable pedir un préstamo rápido que aplazar un pago inesperado:

  • Atraso de sueldo: si por algún motivo el pago de tu trabajo se atrasa, todos los respectivos pagos mensuales pueden verse también afectados. A veces, pagar las facturas fuera de plazo puede incluir un recargo. Sin embargo, en estas ocasiones puede ser más rentable pedir un crédito rápido para hacer frente a estos pagos y devolverlo una vez te ingresen el sueldo. Además, el mini crédito te evitará tener que atrasar el pago de tu alquiler o la compra de comida mensual.
  • Imprevisto: Los imprevistos son esos accidentes en el hogar, de un electrodoméstico o cualquier estropeo del coche, que hace que nuestra cuenta se vea afectada debido a ese gasto extra. Pero no siempre tiene que ser un problema que nos quite el sueño, ya que con QueBueno ahora podrás pedir hasta 900€. ¿Soluciona esto tu imprevisto?
  • Multas: una multa es uno de los imprevistos que puede desestructurar la planificación de tu economía doméstica mensual si no cuentas con el dinero corriente en ese momento. Para estos casos, la ayuda del mini crédito es importante, ya que si pagas la multa por adelantado solo tendrás que pagar la mitad.
  • Vuelta al cole: el verano se acerca a su fin y eso conlleva comenzar con los preparativos de la vuelta al cole. Esto implica un elevado gasto para las familias con niños, principalmente en la compra de los libros de texto y uniformes escolares. Es un desembolso puntual para el que un micro crédito puede servirte de extrema utilidad.
  • Viaje inesperado: si por alguno motivo personal o profesional te enfrentas a la necesidad de tener que emprender un viaje inesperado pero no tienes fondos suficientes para financiarlo, no dudes en que un crédito rápido puede serte muy útil en este momento.

¿Cómo pedir un préstamo rápido de hasta 900€?

Acceder a estas ayudas es muy rápido y extremadamente simple. Se solicitan a través de Internet y puedes acceder a ellas desde cualquier lugar, ya sea con tu ordenador, con una tableta o un teléfono móvil.

  1. Accede a la página web de QueBueno.
  2. Indica qué cantidad de dinero deseas pedir prestada y en cuanto tiempo podrás devolverla.
  3. Si es tu primer préstamo rápido podrás disfrutar de un código promocional en QueBueno con el que ahorrar 50% sobre los intereses de tu préstamo.
  4. La calculadora automática te informará de los intereses a pagar, según la cantidad de dinero prestado y el plazo.
  5. Rellena tus datos personales básicos. No necesitas entregar ni nómina ni avales.
  6. En cuestión de 10 minutos puedes recibir el dinero en tu cuenta.
  7. Cuando llegue el momento de devolverlo puedes hacer una transferencia o reembolsarlo automáticamente con tu tarjeta de crédito a través de la página web.

Si aun tienes dudas de cómo pedir tu dinero, te ayudamos más con el cálculo de préstamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *