¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

¿Cómo reunificar deudas para pagar menos?

Desde ¡Qué bueno! queremos explicarte cómo reunificar deudas para terminar ahorrando costes asociados a ellas a través de un préstamo. En efecto, esta es una de las operaciones más comunes entre aquellas personas que cuentan con distintas deudas y que buscan ahorrar todo lo posible en el pago de sus intereses. Muy atento porque se trata de una operación que puede ayudarte a ahorrar mucho dinero de una forma sencilla.

Cómo reunificar deudas: ¿en qué consiste el proceso?

Empezaremos por explicar antes de cómo reunificar deudas en qué consiste exactamente el proceso. Se trata de una solución pensada para personas que disponen de varios préstamos al mismo tiempo. Hay que tener en cuenta que por cada uno de ellos se pagará un tipo de interés que puede variar en función de la cuantía del préstamo y del periodo por el que durará dicha deuda.

Es así que, si sumamos el importe total de la suma de cada uno de los intereses asociados a esa deuda terminamos pagando grandes cantidades derivados de ellos. Por lo mismo, la reunificación de deudas es una solución que puede ayudarnos a ahorrar mucho dinero. Consiste básicamente en tomar un préstamo por el importe total de las deudas que tenemos.

Con ello, en lugar de pagar varios intereses para cada uno de los préstamos que hemos solicitado, pagaremos únicamente el importe del interés de uno solo. Lo que se consigue es que finalmente paguemos un tipo de interés unificado en lugar de varios de distinto tipo. De paso, es un proceso en el que unificamos los plazos y simplificamos toda la operación. De esa manera, conseguimos terminar pagando menos por el interés de un solo préstamo que por la suma de todos los intereses de los distintos préstamos.

Igualmente, hay que decir que si sabemos cómo reunificar deudas finalmente terminaremos por simplificar todo el proceso como deudores gracias a que no tendremos que lidiar con diferentes compañías y pasaremos a hacerlo todo con una sola.

1.- Analiza cada caso para saber cómo reunificar deudas

Primero de todo, debemos analizar cada caso de cada préstamo para saber cómo reunificar deudas. Este es un aspecto muy importante que de hecho nos aclarará si es recomendable o no hacer la reunificación de deudas. Es posible que por las características de cada préstamo sea mejor excluirlo o incluirlo en la operación de reunificación de deudas.

Por lo mismo, siempre debemos empezar por un análisis de nuestra situación y de las diferentes deudas que tenemos contraídas.

2.- Sopesa las comisiones

El segundo aspecto que debemos tener en cuenta para saber cómo reunificar deudas es el de las comisiones. El proceso de reunificación supondrá en algunos casos terminar pagando comisiones para algunos préstamos, por ejemplo, las de amortización anticipada. Esta es la comisión que se nos cobra en el caso de saldar nuestra deuda de préstamo de una forma anticipada.

Es así que debemos incluirlas también en nuestro cálculo para saber si finalmente nos compensa llevar a cabo la reunificación o no. Otra de las opciones es contratar una asesoría para que haga estos cálculos y finalmente nos diga si es o no recomendable hacer la reunificación de deudas.

3.- Vigila los requisitos necesarios

A la hora de saber cómo reunificar deudas también debemos considerar la cuestión de los requisitos. Se nos exigirá una serie de documentación para hacerlo que, en algunos casos pasa por disponer de un contrato de trabajo, nóminas, facturas en el caso de los autónomos o, en general, ingresos fijos.

Si hay una propiedad vinculada al préstamo también deben verse las condiciones en las que pudiera quedar afectada por las cláusulas del préstamo.

4.- Ingresa en la web de una entidad especializada

En ¡Qué Bueno! podemos ofrecerte préstamos para reunificar tus deudas de una forma accesible y sencilla. Disponemos de financiación para todas las necesidades y siempre en las mejores condiciones. Si quieres saber cómo reunificar deudas, bastará con que emplees nuestro simulador de préstamos. Con él puedes hacerte una idea a priori de cuánto terminarías pagando por el tuyo.

Te garantizamos que en la mayoría de los casos resulta una operación muy beneficiosa para quien la realiza. De cualquier manera, nuestros asesores estarán siempre a tu servicio para resolver cualquier duda.

5.- Paga los nuevos intereses y ahorra

Como hemos dicho, una de las ventajas sustanciales de reunificar deuda consiste en que se terminan pagando menos intereses en la mayoría de los casos. Es así que esta ventaja es de gran importancia, aunque no es la única. Como hemos comentado, también se ahorra en trámites, complejidad del préstamo, etc. No podemos pasar por alto que también se unifican los plazos y los intereses.

Por lo mismo, te recomendamos hacerlo con ¡Qué bueno! para ahorrar todo lo posible y, de paso, conseguir las mejores condiciones posibles para tu caso. Por ejemplo, créditos sin aval si es lo que necesitas. Haz tu solicitud y empieza a beneficiarte de todas sus ventajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *