¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

Rutinas para ahorrar sin amargarte la vida

“¡De este mes no pasa!”, “el despilfarro se va a acabar”, “compramos sólo lo justo y necesario”. Seguro que has pronunciado alguna de estas frases en más de una ocasión. Cómo ahorrar dinero es el gran reto de la economía doméstica y cómo conseguirlo sin morir en el intento, el objetivo del siguiente artículo.

 

Te proponemos una serie de trucos para ahorrar que mejorarán tu cuenta corriente.

 

Trucos para ahorrar dinero día a día

Ahorra un poco cada mes

El nivel de ahorro de los hogares españoles se sitúa en el 5,7% de la renta disponible, una tasa inferior a la observada en el período anterior a la crisis. Así lo indica la agencia de calificación Moody’s, aquella que todos conocimos cuando el sistema financiero mundial se hizo añicos.

 

No pretendemos crear alarmismo, ni mucho menos insinuar que estamos en una situación similar a la del 2009. Simplemente es un toque de atención para que tengamos los deberes hechos, en caso de una nueva recesión. Y es que, tirando de sabiduría popular, una persona precavida vale por dos.

Estos son algunos métodos para ahorrar dinero que nos proponen desde la OCU:

 

  • El agua fría es nuestra aliada para lavar la ropa. Recuerda que el 90% de la electricidad que consume una lavadora es para calentar el agua. Así que, utiliza preferiblemente programas de lavado de 30 o 40 grados.

 

  • Antes de ir al súper… Si no quieres llenar el carrito de caprichos que te supondrán un gasto superfluo, te recomendamos hacer una lista de lo que necesites.

 

  • …una vez en el súper… Date una vuelta por los pasillos en busca de la marca blanca, ya que en algunos casos el ahorro puede ser de hasta un 40%. Aprovéchate de las promociones y ofertas de 2×1, aunque antes también te aconsejamos revisar si realmente te sale a cuenta.

 

  • Vigila con las comisiones. Los bancos suelen cobrar comisiones por el mantenimiento de la libreta y de las tarjetas que con el tiempo pueden ser un gran gasto. Compara productos para evitar comisiones, o bien, opta por los bancos online que tal vez tengan condiciones más ventajosas.

 

  • Compara tarifas de móvil y packs de Internet. Nuestra tarifa mensual puede reducirse un 20% si dedicamos un tiempo a encontrar la tarifa más económica o aquella oferta que incluye línea más conexión a Internet. También te aconsejamos pensar en lo que necesitas antes de firmar ningún contrato.

 

  • Pásate a las LED. A pesar de que la inversión inicial es superior, a la larga las bombillas de bajo consumo pueden suponer un ahorro del 80% y, además, duran 8 veces más.

 

  • La trampa del stand-by. Puede que el electrodoméstico esté apagado, pero si mantiene encendida una lucecita roja, significa que el aparato continúa consumiendo energía. Apaga realmente los electrodomésticos, en vez de dejarlos en stand-by. Este gesto puede suponer un ahorro de 120 euros anuales en la factura de la luz.

 

  • Instala un termostato en la calefacción. Y no superes los 20 grados en invierno. Ver la tele en bermudas en pleno enero puede ser muy cómodo, sin embargo, recuerda que cada grado adicional de la calefacción gastará aproximadamente un 5% más de energía.

 

Aprende a ahorrar jugando

La gamificación del ahorro

¿Ahorrar es divertido? La respuesta para una gran mayoría seguro que es un rotundo “no”. Pero ¿Y si convirtiéramos el ahorro en un juego? Entonces, probablemente, los trucos para ahorrar adquirirían una motivación extra y se convertirían en un reto.

 

Nos referimos a la gamificación. Un concepto nuevo que los departamentos de Recursos Humanos han empezado a introducir en las empresas para mejorar la productividad de sus trabajadores o fidelizar a sus clientes. ¿En qué consiste la gamificación? Se trata de introducir elementos propios de un juego en un ámbito no lúdico. Es decir, convertir en un juego una actividad que no lo es con el propósito de motivar e involucrar al sujeto.

 

Algunas formas de ahorrar jugando:

 

  • Recompensa tus logros. La forma más clara de aplicar la gamificación en el ámbito del ahorro es premiándote por la consecución de cada meta. Por ejemplo: “cuando consiga ahorrar 1.000 euros me iré de fin de semana”. De esta manera, nuestro ahorro tendrá una motivación extra para hacerlo más llevadero.

 

  • Fíjate metas asequibles. Imagina que quieres ahorrar 1.800 euros al año. Pensar en la cifra total puede provocarte mareos, náuseas y escalofríos. ¿Y sabes lo más importante? Que planteándotelo así, existen muchas posibilidades de que no lo consigas. En cambio, si te propones “salvar” de tu cartera diariamente 5 euros, descubrirás 365 días después que tu cuenta corriente dispone de 1800 euros extras.

 

  • Usa la tecnología. Existen diversas apps pensadas para mejorar nuestra economía doméstica. Algunas de ellas nos permiten anotar y categorizar todos nuestros gastos para ser conscientes en qué se nos va el dinero; y otras nos permiten sincronizar nuestras cuentas bancarias, marcar objetivos de ahorro y monitorizar todos nuestros gastos.

 

Si te has quedado con ganas de aprender como ahorrar dinero, te invitamos a echar un vistazo a nuestro blog. Queremos que seas el mejor ahorrador del mundo, pero si en algún momento necesitas un microcrédito, no dudes en solicitarlo en ¡QuéBueno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *