¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

Cómo saber cuándo pedir un préstamo dependiendo de tu situación

pedir préstamo ¡QuéBueno!

Hay ocasiones en las que tenemos que hacer frente a una serie de gastos imprevistos y, sin darnos cuenta, nos encontramos con una situación económica complicada. Una buena opción para solventar este tipo de problemas suele ser pedir un préstamo rápido. Hay empresas financieras como ¡QuéBueno! que te ofrecen hasta 900€ y los recibes en tu cuenta en tan solo 10 minutos.

 

Pero cuidado, pedir un préstamo no siempre es la mejor solución. Dependiendo del contexto o de lo que quieres hacer con el dinero, es mejor valorar otras posibilidades. En este artículo te ayudamos a decidir si pedir un mini préstamo es buena opción o no, dependiendo de tu situación.

 

Cuándo SÍ es buena opción pedir un préstamo.

A continuación indicamos algunos casos en los que sí recomendamos pedir un préstamo:

  • Cuando te sucede algún imprevisto doméstico. Si de repente se te estropea la lavadora, la nevera o el coche y no puedes afrontarlo, una opción es pedir un crédito rápido. De esta forma podrás solucionar este imprevisto lo antes posible.
  • Cuando te llegan facturas elevadas que no te esperabas. Durante los meses más extremos de invierno o verano, las facturas de luz o gas suelen elevarse mucho. Si no tenemos cuidado pueden dar algún que otro susto. Si necesitas pagar estos recibos rápidamente, te recomendamos que solicites un micropréstamo.
  • Cuando necesitas hacer una escapada. Hay veces que la rutina nos come y el cuerpo nos pide salir del contexto en el que vivimos. No se trata de hacer un gran viaje. Si simplemente quieres escaparte un fin de semana y la cantidad de dinero no es muy elevada, pedir un mini préstamo como ayuda económica es buena opción.
  • Para llegar tranquilamente a fin de mes. Hay veces que todos los gastos se juntan en un solo mes y cuesta llegar al último día con la cuenta en positivo. Puntualmente, pedir un préstamo puede ser muy útil para hacer frente a los gastos mensuales.

 

Cuándo NO deberías pedir un préstamo.

Si tu situación es alguna de las que especificamos a continuación, es mejor que pienses en otras soluciones que no sean pedir un préstamo.

  • Cuando sabes que no vas a poder devolverlo. Si sabes de antemano que no vas a tener el dinero que necesitas dentro de los días acordados para devolverlo, es mejor que no lo pidas. Las consecuencias puedes ser peores ya que los intereses aumentan cada día de retraso en el pago y puedes entrar en listas de morosos.
  • Cuando vas a hacer un gran viaje. Si tu objetivo es hacer un gran viaje, durante un periodo largo de tiempo y con un alto coste, es mejor que ahorres durante un tiempo y te limites a las posibilidades que te ofrece tu economía.
  • Si tienes que comprar algo que no es realmente necesario. Piensa en qué quieres gastar el dinero de tu préstamo. Si no es realmente necesario, piénsatelo dos veces. Quizá puedes esperar unos meses, ahorrar un poco más y conseguir tu objetivo sin necesidad de pedir un crédito.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *