¿Cuánto dinero?

- +

(max. 300 €)

¿Cuánto tiempo?

- +

días

Fecha de vencimiento:

Total a pagar al vencimiento

Tips para ahorrar tiempo y dinero en las tareas del hogar

Cada época tiene sus necesidades, sus costumbres, su propio estilo de vida. El tiempo de hoy está lleno de exigencias, sobre todo, al ser una época en la que se premia la inmediatez de respuesta ante un Whatsapp, un mail, un comentario en redes sociales o la necesidad de estar al tanto de la actualidad.

Hoy, si no contestas al momento en cualquiera de las plataformas sociales, eres un despreocupado, un egoísta o un marginado. Algo que puede generar una situación de estrés cuando se tiene la agenda repleta de actividades y se carece de tiempo por cuestiones de trabajo, obligaciones con la familia, tareas en casa y se quiere ser respetuoso en una cita y no mirar el móvil por consideración con el otro.

El día tiene sólo 24 horas y, entre ellas, debemos contemplar la dirección de la propia casa, que, al final, es como liderar una pequeña empresa. La economía, el ahorro, el tiempo y la calidad del hogar son los puntos fundamentales para buen funcionamiento de la misma.

Por este motivo, queremos aportar algunos trucos para optimizar el tiempo en las tareas del hogar, que implica una parte importante de nuestras obligaciones diarias: cocinar, limpiar, ordenar, hacer la compra, poner lavadoras, llevar las cuentas de la casa…

Planificar las tareas del hogar

1. Planificación

Organiza tu agenda. Esto puede ahorrarte mucho tiempo y evitarte bastantes imprevistos.

2. Limpieza del hogar y lavadoras

Dicen que no es más limpio quien más limpia, sino quien menos ensucia, por eso, trata de mantenerla mínimamente limpia y ordenada a diario. Primero, para que puedas disfrutar de tu casa sin tener la sensación de vivir entre suciedad, y segundo, para que el día que toque hacer limpieza profunda no se tenga que invertir más tiempo del necesario. Para esto alíate con la mopa o la aspiradora para eliminar el polvo y la suciedad de manera rápida.

Fija dos días de la semana de limpieza a fondo. Si trabajas fuera de casa, puede ser una tarde de entre semana y una mañana del fin de semana, por ejemplo, el sábado.

Empieza ventilando la casa y aplicando y dejando actuar los productos de limpieza en el baño. Mientras, pasa la aspiradora y el polvo por los dormitorios y salas comunes de la casa. Cuando hayas terminado, limpia en profundidad el baño y la cocina y, finalmente, pasa la fregona por todas las estancias y añade algún ambientador.

Utiliza productos multiuso, ahorrarás y te evitará cargar durante las limpiezas con numerosas botellas.

A la vez que haces estas tareas puedes dejar puesta alguna lavadora y tender la ropa cuando hayas terminado de hacerlo todo y estés un pelín más relajado.

3. Decoración y orden

Los cuadros, marcos y figuritas hacen que necesites mayor tiempo en limpiar y quitar el polvo. Puedes hacer uso muebles multifuncionales que permitan guardar todas las cosas en espacios reducidos.

Aprovecha espacios vacíos para colocar cajas, armarios o cajones; por ejemplo, debajo de las camas o de una escalera.

4. Cocina

Dedica una hora a la semana para pensar los menús de los siete días. Esta simple tarea te facilitará la compra y la elaboración de los menús ajustados en el presupuesto.

Un buen recurso para ahorrar tiempo en la cocina es dedicar el día que tengas más tranquilo, por ejemplo, el domingo, a cocinar varias comidas y congelar, que es el arma secreta para economizar el tiempo en la cocina.

6. La compra

Coloca en la nevera o en cualquier parte de la cocina una hoja donde puedas ir apuntando lo que necesitas día a día, así el día que pares a pensar sobre todo lo que necesitas del supermercado, ya tendrás gran parte del trabajo hecho.

Pregunta al resto de personas de la casa lo que le hace falta a cada uno.

Ayúdate de Internet para hacer la compra, evitarás hacer colas y te llevarán la compra a casa ahorrándote tiempo.

5. Implica a todos los miembros de la familia

Logra que la familia ayude y divide las tareas. Nombra encargados  de bajar la basura, poner la mesa y recogerla, limpiar los baños y quitar el polvo.  Así entre todos, la casa saldrá adelante.

¡Suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *