Ventajas de los Microcréditos

Los microcréditos rápidos online son un producto financiero de préstamos online relativamente nuevo pero que ha tomado un gran impulso gracias a que cada vez más personas hacen uso de dicho servicio. Ante la actual situación de inestabilidad económica que reina en España, llegar a fin de mes se ha convertido en un mayor desafío, así como enfrentar diversos imprevistos económicos que no saldados a tiempo pueden suponer un mayor problema, por este motivo el crédito para imprevistos, es una buena solución.

Ante la dificultad de la falta de solvencia económica que enfrenta cada vez más españoles, estos créditos rápidos para imprevistos se han convertido en un mecanismo ágil y sencillo para conseguir dinero. No obstante, además de la rapidez, los préstamos online cuentan con un amplio abanico de ventajas, algunas de las cuales te presentamos a continuación.

  • Solicitud electrónica:el primer paso para poder solicitar un microcrédito es tener acceso a internet, una vez conectado puedes pedirlo desde cualquier lugar, con la facilidad de no tener que desplazarte. Ya sea desde el sofá de tu casa, en la montaña o durante un viaje, puedes solicitar un crédito con nuestra calculadora.
  • Proceso fácil y sencillo:pedir un minicrédito es mucho más simple de los que podrías imaginar. Una vez en la página web, accederás directamente al simulador de préstamos online de ¡QuéBueno!, donde podrás elegir la cantidad de dinero que necesitas y en cuanto tiempo podrías devolverlo, según estos parámetros el simulador te indicara los intereses a reembolsar. Seguidamente, solo tienes que rellenar tus datos personales, enviar la solicitud y esperar que el dinero llegue a tu cuenta bancaria.
  • Rapidez: este procedimiento te concede la posibilidad de acceder a minicréditos al instante. La solicitud puede tardar un máximo de 10 minutos y una vez aprobada, el dinero será ingresado en tu cuenta en un máximo de 15 minutos.
  • Minicréditos sin nómina o aval: esta es una de las principales ventajas de los minicréditos sin papeleos. Para poder solicitar uno de estos pequeños préstamos rápidos online no es necesario entregar ningún justificante de tu solvencia económica, es decir, ni nóminas ni aval son exigidas. Cualquier persona, incluso si se encuentra sin trabajo, puede solicitar esta ayuda.
  • Crédito 24 horas durante los 7 días de la semana: nunca sabemos cuándo se nos puede presentar un imprevisto, es por ello que ¡QuéBueno! funciona sin descanso las 24 horas del día durante los 7 días de la semana. Nuestro objetivo es que puedas solucionar tus problemas con la mayor brevedad posible, por eso nos encontramos a tu completa disposición.

Estos son solo algunos de los factores que hacen de los microcréditos de ¡QuéBueno! un producto práctico y fiable, al alcance de todo el mundo. La préstamo online hace que, pedir dinero rápido se convierta en un proceso cómodo que además garantiza la privacidad del solicitante, sin necesidad de reunirse con nadie ni dar explicaciones sobre el uso que queremos darle al dinero. Todas estas facilidades, hacen que estos pequeños préstamos se hayan convertido en un servicio financiero en constante crecimiento. El aumento de la demanda estimula que estos servicios se encuentren en un continuo proceso de mejora, ofreciendo cada vez productos más innovadores. Esto provoca la creación de una red de consumidores interconectados que comparten sus experiencias con los nuevos interesados. De esta forma, las referencias de los antiguos usuarios junto con la solidez de una empresa líder en el sector como ¡QuéBueno!, conceden a sus minicréditos la transparencia y fiabilidad que un servicio como este necesita.

Diferencia entre microcréditos y préstamos convencionales

Entre las principales diferencias entre estos servicios se encuentra la forma de solicitud, ya que no es necesario desplazarse para poder pedir un minicrédito, el cual está a disposición las 24 horas del día a través deInternet. A diferencia de los préstamos convencionales, puedes conseguir el dinero de un crédito rápido por Internet en cuestión de media hora y no es necesario entregar ningún tipo de documentación justificando tu situación económica, sin embargo la cantidad disponible para un crédito rápido online no pasa de los 300 euros y el plazo de devolución no suele exceder los 31 días.

Es por ello que los minicréditos online y los préstamos convencionales se perfilan como servicios próximos no equiparables, ya que están destinados a atender a necesidades diferentes de financiación.