Mini Préstamos

Los mini préstamos online son un tipo de ayuda financiera destinada a todos aquellos que enfrenten la necesidad de dinero urgente. Se caracterizan porque la suma de dinero a disposición es relativamente pequeña, no superando unos 300 euros, y además el plazo de devolución es de un máximo de 31 días. Es por ello que la solicitud es muy simple y no requiere en ningún momento pasar por la burocracia de los préstamos tradicionales, no es necesario presentar ningún tipo de documentación, ni nómina ni aval.

El proceso de solicitud es muy simple, basta con tener acceso a internet, entrar al simuladorde préstamos online de QuéBueno y seleccionar la cantidad de dinero necesaria y el plazo en que podrías abonarla. Posteriormente la solicitud se completa con unos datos personales y una vez enviada nos encargaremos de revisarla en un máximo de 30 segundos, de forma que si tu solicitud está aprobada podrás recibir el dinero en tu cuenta en unos 10 minutos.

Además, el servicio de QueBueno está siempre disponible, podrás solicitar un minicréditos al instante a cualquier hora del día y en cualquier día del año.

¿En qué se diferencia un mini préstamo online y un préstamo offline?

Los minipréstamos online son los servicios de solicitud de dinero rápido que acabamos de mencionarte y los préstamos offline son los tradicionales servicios bancarios de solicitud de dinero a través de una entidad física. A continuación te presentamos las principales diferencias entre estos dos servicios:

  • Forma de solicitud: Mientras que los préstamos offline se piden en una oficina bancaria, lo que requiere ir allí presencialmente en varias ocasiones, los mini créditos se solicitan a través de internet, desde cualquier lugar del mundo, simplemente teniendo una conexión a internet.
  • Duración de la solicitud: Los mini préstamos al instante se solicitan de forma muy rápida, entre el comienzo de la solicitud y la recepción del dinero no pasan más de 15-20 minutos, los minicréditos sin nóminas ni aval, son toda una  ventaja. Sin embargo, los préstamos offline requieren de un proceso más largo y complicado, ya que además de las variadas visitas bancarias se necesitan realizar otros trámites como tasación de bienes para ofrecer un aval, en el caso de que sea necesario, acreditar un fondo de reserva así como una situación financiera holgada mostrando nóminas y bienes, y en ocasiones la contratación de un seguro de préstamos, entre otros procesos burocráticos.
  • Tiempo de recepción del dinero: Debido a la duración de la solicitud, un préstamo offline puede tomar meses para poner el dinero a disposición, mientras que con un minicrédito el dinero podría estar en tu cuenta en cuestión de minutos. Por tanto, si necesitas dinero rápido la mejor opción es un mini préstamo online.
  • Cantidad de dinero y tiempo de devolución: Los minipréstamos online están destinados a ofrecer cantidades reducidas, de unos 300 euros máximo en un plazo de hasta 31 días, mientras que los préstamos offline se destinan a mayores inversiones, con cantidades y plazos mucho mayores. Este es uno de los principales puntos de diferenciación de ambos servicios, de ahí la naturaleza y la necesidad de que ambos existan en el mercado.
  • Documentación a presentar: Mientras que los minicréditos online no requieren ninguna documentación, los préstamos offline si exigen la incorporación de nóminas y otros documentos que acrediten la situación financiera del demandante.

Motivos por los que pedir un crédito en QuéBueno

Si necesitas dinero urgente, un mini préstamo online puede ser la solución para solucionar cualquier imprevisto. En esta situación, un minicrédito de QuéBueno puede ser una óptima elección debido a la confianza que reporta una empresa líder en el sector que, además, se fía de sus clientes, no exige nómina ni aval para la solicitud y que concede créditos personales con ASNEF, es decir, también a todos aquellos que se encuentren en alguna lista de deudores.

Todo ello, porque QuéBueno se preocupa por llega a un público lo más amplio posible y estar 24 horas al día a disposición de sus clientes.