Préstamos Personales Online

Los minipréstamos online son de cantidades pequeñas, máximo 300 euros para el primer crédito y de hasta 900€ para los siguientes si el primero se ha devuelto sin problemas, se solicitan a través de internet y su principal ventaja es la facilidad para conseguirlos y la rapidez con la que puedes contar con el dinero. El plazo de devolución es corto, ya que no suele superar los 30 días disponibles.

Estos son servicios no son formas de financiamiento convencionales, si no ayuda económicas para imprevistos puntuales. A continuación te contamos las principales diferencias con los créditos y préstamos tradicionales.

Diferencia entre crédito y préstamo

A diferencia de los pequeños préstamos personales online, los créditos y préstamos tradicionales se caracterizan por ser ayudas a un mayor largo plazo, por lo que requieren la presentación de un aval y en ocasiones de una nómina para poder acceder al dinero y que la entidad financiadora tenga la seguridad de que el cliente la va a devolver.

¿Pero cuál es la diferencia entre un crédito y un préstamo?

Bien, un préstamo consiste en una transferencia fija de dinero de la entidad financiadora al prestamista que pide la ayuda. El monto se acuerda previamente y el cliente recibe la suma de una sola vez para disponer de este dinero según sus necesidades. El acuerdo conlleva la devolución de esta cantidad según las cuotas estipuladas y el plazo fijado, que suele ser una devolución mensual por cuota, junto con los intereses incurridos por el servicio que también se abonan con cada cuota.

En cambio, un crédito es un servicio a través del cual la entidad financiadora pone a disposición del cliente un dinero para que este haga uso de él solo cuándo lo necesite. De este fondo, el cliente puede hacer uso de la cantidad de dinero que le haga falta en un momento puntual sin sobrepasar el límite máximo establecido y devolver cada saque de dinero, generalmente, en una única cuota el momento estipulado según el acuerdo (normalmente suele ser al mes siguiente) junto con el pago de los intereses incurridos. Por ser un servicio más imprevisible, los intereses también son mayores a los del préstamo convencional cuya cantidad se estipula al principio sin modificaciones y solo hay una transferencia monetaria.

Los préstamos rápidos QueBueno oscilan entre estas dos categorías. Se trata de un préstamo, ya que el acuerdo de transferencia de dinero es único y puntual, con los intereses a pagar previamente establecidos. Pero al tratarse de una ayuda de dinero urgente los intereses son un poco mayores y la devolución se realiza en una sola cuota. Sin embargo, aquel cliente que devuelva con regularidad sus préstamos podrás hacer uso de este servicio siempre que le sea necesario.

Requisitos para solicitar un préstamo personal online

Conseguir la ayuda de un préstamo online es muy simple. Basta con acceder al simulador de préstamos rápidos de la página web, seleccionar la cantidad deseada y el plazo a devolver, donde verás automáticamente los intereses de tu préstamo.

Posteriormente debes rellenar unos datos personales y esperar a que tu alta como usuario sea validada y si todo va bien, en 10 minutos podrás tener el dinero en tu cuenta.

Los requisitos básicos son: ser residente en España, tener más de 18 años. Este tipo de préstamos se conceden sin aval

Busco préstamos personales baratos: ¿Qué interés tengo que pagar?

Este servicio de financiamiento con dinero urgente conlleva el pago de unos intereses proporcionales a la cantidad solicitada y al plazo necesario para devolverlo. En el simulador puedes ir probando las diferentes combinaciones de cantidad y plazo que más te interese.

Por ejemplo, para un préstamo de 100 euros para devolver en 10 días los intereses serán de 34,65 euros.